terça-feira, 18 de dezembro de 2007


Y sigo con todo mi empeño, esperando las cosas cada vez, pensando y soñando cada vez, y creyendo que en el mensaje de Cristo la verdad que late no es incompatible con la que descubro yo por mi cuenta.

Buscando y encontrando, encuentro lo que encuentran muchos: la vida es sueño, es soñarse, es soñar que amamos, yo estoy imaginándome a mí mismo aquí escribiendo, soñando que sueño, soñando que busco la verdad y la encuentro, y si bien la única verdad es el amor, también es verdad que la única verdad es la libertad, y el secreto de la libertad está en saber eso: que la vida es un sueño, que todo es posible por ser la realidad un sueño, y que al ser un sueño lo que vivimos, nada hay imposible, todo responde, todo encaja, y por eso es necesario dejarse llevar, abandonar todo empeño, abandonar todo deseo: el sueño nos lleva por su camino, hay que encajar en el sueño, y como el poder de este Dios sueño es tan inmenso, todo le obedece, todo lo exterior a nosotros le obedece, y entonces hay que ceder siempre, ceder siempre a la fuerza física de la realidad, caer en toda tentación, ceder a toda fuerza, pues no hay fuerza que no venga de Dios.

El mal solo existe en el concepto del mal, la única verdad es el amor.


(c) del texto: Santiago Tena, 2007.

3 comentários:

Amor disse...

la única verdad es el amor

Fire Goblindancer disse...

oi amigos. deixo-vos a ti e a todos os colaboradores e amigos do blog duas questoes no meu blog k gostava que respondessem com sinceridade.

bjs

joão oliveira disse...

Desejos de um feliz Natal em Familia e um mui prospero ano de 2008.