quinta-feira, 22 de novembro de 2007



Y sin embargo, me siento y te siento lejos, y pienso en dioses que nos hablan de religiones que no entendemos, y todo este fluir de palabras se explica porque un día me dijiste que yo era el amor, y yo no sé nada, pero sí sé que te quiero cerca, y sí sé que el mundo está lleno de mentiras, y que en lo prohibido está la salvación y la felicidad, y sé que a menudo en lo malo y en lo pecaminoso y en lo proscrito y en lo perseguido está en realidad el verdadero amor, y yo sé de una realidad superior, y yo sé de buscar una verdad que esté por encima de todo, y yo sé de un Dios real más real que lo real, y sé que esta vida es un ver a medias, y creo en una vida de visión clara, y creo en palabras como “deja que los muertos entierren a sus muertos”, y sé que la muerte es mentira: la verdad eres tú, la verdad son tus ojos, la verdad es tu cuerpo, la verdad es tu materia concebida para apoyar tú y yo en ella nuestra felicidad: eso es lo que el mundo no ha entendido: somos materia, y esto te lo digo en una afirmación radical de fe: somos materia, y lo somos porque el espíritu que somos la forma que tiene de vivir es apoyarse en la materia, y por eso insisto en que la muerte no existe: porque la vida que nos está esperando es una vida material, porque no hay otra vida, porque el cielo que esperamos es un cielo material, un cielo de tres dimensiones con vida real, con comer y beber y hacer el amor, y con libertad, sobre todo con libertad, y voy más allá: el cielo que nos espera es el de John Lennon, un cielo sin religión y un imagine there’s no heaven, ¿y por qué isthere no heaven? Porque ese cielo es este: esta tierra, y en esta tierra estaremos vivos cuando todos crean que hemos muerto, estaremos vivos por siempre, la vida eterna de la que habla Jesús es la de los que buscamos la verdad: la encontraremos, juntos, libres, gozándonos todos los días, amándonos todos los días: la encontraremos. Se llama amor.




© del texto: Santiago Tena, 2007

Imagen tomada de http://esmasqueamor.blogspot.com/.

3 comentários:

Amor disse...

el amor que abraza, el amor que se da, el amor que da de comer, el amor que cierra los ojos y se deja querer, el amor real: ese es el amor de dios

:-)

david santos disse...

SOMOS OU NÃO SOMOS?

Os políticos e os juízes já estão perdidos,
Por incúria, desonestidade e falta de dignidade,
Mas o caso de Flávia só se perde,
Se entre nós, os honestos, não houver solidariedade

Sandra Dantas disse...

;) O Amor real é o Amor de Deus!!!
É isso mesmo!!!
Continuemos juntos a procurar essa verdade!!!
Beijos